lunes, 5 de mayo de 2014

Short cake o tarta de fresas.

Para una comida especial, una tarta tambien muy especial. Elaborada con un bizcocho tipo japonés de lo mas jugoso, y como estamos en temporada de fresas que mejor combinación.
Lleva un poquito de licor de frutas, podeis usar el que más os guste; yo he puesto licor de cereza. No lleva levadura pero tambien se puede agregar por si os gusta mas alto, concretamente yo no le puse y el resultado ha sido bueno.
La propongo para un día de esos especiales donde podrás lucirte a tus anchas. Yo escogí el día de la madre y el resultado fue espectacular en presentación y sabor. Os dejo la receta del short cake, seguro os quedará delicioso.



Ingredientes:
  • 100g de harina.
  • 100ml de leche.
  • 80g de mantequilla sin sal.
  • 2 huevos.
  • 400g de nata para montar.
  • 100g de azúcar.
  • 20g de azúcar en polvo.
  • 150g de queso mascarpone.
  • Licor de cereza.
  • 1 tarrina de fresas.
  • 2 arandonos.

Elaboración:

1. Dejamos que la mantequilla se ablande y mezclamos con la harina (bien tamizada) y el azúcar. Poco a poco vamos añadiendo la leche a la mezcla removiendo muy bien hasta que quede totalmente uniforme y sin grumos.

2. Separamos las yemas de las claras de los huevos e incorporamos las yemas a la mezcla. Movemos bien. Batimos las claras a punto de nieve (tiene que quedar con la textura del merengue).

3. Incorporamos poco a poco las claras ya montadas a la mezcla anterior, removiendo despacio para que no se quite la espuma.

4. Ponemos toda la mezcla en un molde redondo al baño maría y lo introducimos en el horno ya precalentado a 180ºC durante 35 minutos.


5. Cuando este cocido el bizcocho, sacamos del horno y una vez haya templado cortamos por la mitad en redondo y ayudandonos de una brocha de cocina vamos mojando con el licor de cereza las dos mitades (con cuidado de no emborracharlo).

6. Hacemos una crema con el queso mascarpone y el azúcar en polvo batiendo bien.

7. Montamos la nata y muy despacio vamos incorporando la crema mascarpone, lo vamos haciendo muy poco a poco hasta que vaya adquiriendo consistencia.

8. Colocamos una parte del bizcocho sobre una fuente plana y lo cubrimos con la crema que acabamos de hacer. Cortamos las fresas al medio y las vamos colocando sobre la crema ordenadamente. A continuación, agregamos un poquito mas de crema sobre las fresas.








Tapamos con el otro pedazo de bizcocho y lo recubrimos totalmente con el resto de la nata. Con una manga pastelera lo adornamos a gusto y colocamos las fresas enteras.


 A mí me quedó así, ¡espero os guste tanto como a nosotros!



6 comentarios:

  1. Desde ahora sigo tu blog y te visitare cada vez que pueda, estas fresas están muy tentadoras para meter mano un buen trozo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda buenisima, muy jugosa y no es pesada asi que hay que sacarla el mayor provecho posible, ademas con una fruta de temporada.
      Muchisimas gracias por seguirme y tu comentario, un besito :)

      Eliminar
  2. Felicidades por este pastel tan rico...me quedo por aqui viendo tus recetas, te he visto por el grupo del faceboc. Te paso mi blog por si quieres visitarme, mi cocina es algo diferente pero a lo mejor te gusta. Saludos.

    saneandolacocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y porsupuesto me daré una vuelta por tu blog que seguro que tiene una pinta exquisita, un besito guapa:)

      Eliminar
  3. Una tarta de lo más apetecible, qué rica con esas fresas!!! se ve muy buena.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!
    Facebook ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tiene un toque muy especial y para los amantes de las fresasno hay nada mejor! besitooos!

      Eliminar