jueves, 3 de diciembre de 2015

Natillas caseras.

Hoy me he levantado con ganas de algo dulce y rico y me ha venido a la cabeza este postre tan tradicional y clásico de nuestra cocina.
Las natillas ,tal y como las hacían nuestras abuelas y que ya , por falta de tiempo principalmente, casi no se hacen . Son muy fáciles de preparar , solamente debéis tener cuidado de que la leche no hierva en ningún momento una vez incorporadas las yemas y no dejar de remover hasta que espesen . Ese es el consejo más importante a tener en cuenta, si dejamos hervir la leche las natillas se cortaran , por lo demás , se hacen sin ninguna dificultad.Espero os gusten y ahí va la receta.A disfrutar !!


Ingredientes para 4 personas:
- 1 litro de leche entera.
- 140g de azúcar.
- 7 huevos.
- 2 palos de canela.
- 2 cucharadas de vainilla.
- La cáscara de un limón.
- 40g de maicena.
- Canela en polvo .
- Galletas tipo María.


Preparación:
- 1 Ponemos la leche en un cazo , apartando medio vaso para después y lo llevamos al fuego , con la peladura del limón, los palos de canela y la vainilla .Cuando arranque a hervir retiramos del fuego y dejamos ínfusionar.



- 2 A continuación en un bol ponemos las yemas de huevo , que previamente habremos separado de las claras . Solo vamos a utilizar las yemas , las claras las guardamos en la nevera  para otro uso. Batimos bien las yemas con unas varillas y ponemos el azúcar. En la leche que hemos apartado disolvemos bien la maicena y la incorporamos a la mezcla anterior, batimos muy bien .


- 3 Retiramos de la leche la canela y la cascara de limón y la volvemos a poner al fuego . Cuando esté casi hirviendo , vertemos muy poco a poco la mezcla de las yemas sin dejar de remover con una cuchara de madera hasta que veamos qué espesan las natillas y antes de que empiece a hervir retiramos del fuego y vertemos sobre los moldes.



 Espolvoreamos con canela y ponemos las galletas sobre las natillas . Dejamos enfriar y después, al frigorífico . Se sirven frías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada